SOBRE NOSOTROS

Franquicia de Antienvejecimiento

FRANQUICIA ANTIENVEJECIMIENTO

Tecnología que te hará sentir y lucir más jóven, cuidando tu piel, sientiendo bienestar, controlando tu peso y haciendo de tu cuerpo más vital y enérgico

Contactanos

Email: franquiciaantienvejecimiento@gmail.com
Celular:
+57 300 334 2379 

Llámanos o Escríbenos en Whatsapp (+57) 300 334 2379
Open panel

Zen Fit, Quema grasa corporal

Regresar a la página anterior

Quema grasa Corporal Zen Fit

Zen fit esta fortificado con aminoácidos que activan la perdida de grasa y facilitan el mantenimiento muscular ayudando al organismo a absorber los nutrientes, aumenta la sensibilidad del cerebro a la leptina, de manera que el cerebro envié mas rápido la señal de llenura, lo que significa que se ingiere la comida que el cuerpo en realidad necesita.

Beneficios del Zen Fit

Ayuda a suprimir el hambre y a mantener el metabolismo sano, quema la grasa corporal y ayuda a mantener la salud muscular.

Usos del Zen Fit

En agua fría de 250 a 300mililitros, añada un sobre de Zen Fit. Lo recomendamos tomar dos veces al día. 30 minutos antes de las comidas y justo antes de practicar ejercicio o cuando desee.

No contiene huevo, pescado, marisco, lácteos, cacahuetes, frutos secos, trigo o soja.

Precaución: Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y las personas que padezcan alguna enfermedad deben consultar a un profesional de la salud antes de añadir un suplemento nutricional a su dieta.

*Esta información no ha sido evaluada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés). Este producto no tiene como finalidad diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Para tener un funcionamiento correcto del sistema, lo recomendable es comprar toda la línea Zen Body.

Sabor

Sandía, Frutas Tropicales

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Zen Fit, Quema grasa corporal”

INSCRÍBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Te daremos consejos para verte y sentirte joven

*No te preocupes, como tú, también odiamos el spam